"Rompiendo barreras"

Comparte esta página

Hace unos treinta años, mientras vivía en la ciudad de Nueva York, tenía un amigo negro que era una auténtica estrella del deporte. Le acosaban constantemente pidiéndole autógrafos. Me di cuenta de que tenía especial cuidado en firmar posters a los niños blancos. Le pregunté sobre este evidente favoritismo. Su respuesta: “Johann, si un niño blanco tiene mi poster en su habitación, difícilmente discriminará a un niño negro en su clase”. Qué cierto.

Desde entonces nos hemos esforzado por formar y promover a los héroes interculturales. En Sudáfrica ayudamos a crear Institutos y Academias del Deporte para promover la excelencia del deporte. Como sudafricano he sido también testigo de primera mano del profundo rol que el deporte puede jugar en la construcción y la reconciliación de una nación. Cuando Sudáfrica fue aceptada hace una década de forma democrática en el deporte internacional, muchos creyeron que nos llevaría años integrarnos. Desde entonces hemos confundido a los críticos, ganado las más importantes competiciones y acogido otras. Es esta misma creencia la que me llevó a proponer que Richemont ayudara a fundar Laureus y el movimiento Laureus Sport for Good.

Laureus Sport for Good  cree que el deporte puede cambiar la forma de mirar el mundo. Los verdaderos valores del deporte pueden reunir a las familias, amigos, naciones – y, en ocasiones, al mundo entero – de un modo que ninguna otra actividad humana puede.

La pasión de Laureus se basa en una simple verdad: quien quiera que seas, donde quiera que vivas, sea cual sea tu formación; el deporte puede darte la oportunidad de ser mejor persona mañana de lo que eres hoy.

En un mundo de creciente tensión entre culturas y religiones, creemos que los héroes deportivos pueden ser el puente que otros líderes sociales no pueden o no están dispuestos a ser.
Nosotros creemos que el deporte puede cambiar el mundo. El deporte representa la mejor humanidad: determinación, compañerismo, trabajo en equipo y la búsqueda de la excelencia.
Este es un mensaje de gran alcance – con el que espero poder contar con su apoyo, jugando su papel para ayudar a cambiar el mundo.
 

Johann Rupert
Presidente Ejecutivo
Compagnie Financiere Richmont SA


Creemos en el Deporte para el Bien

Ya sea en los juegos Olímpicos, el Mundial de Fútbol o la Super Bowl – en el terreno de juego todos son iguales. La Liga de Fútbol Nacional Alemana es el mejor ejemplo. En nuestro equipo del Mundial 2010 teníamos jugadores con raíces de nueve países diferentes: Polonia, Ghana, Nigeria, Tunez, España, Brasil, Bosnia-Herzegovina, Turquía y, por supuesto, Alemania. El país entero aplaudió a su “equipo internacional”– sin importar el color de piel de los jugadores, religión u origen.

Eso demuestra lo que une un objetivo común. Yo he vivido la misma experiencia en Daimler. Cuando se llega a esto, construir coches es además un deporte de equipo. Nuestro equipo estrella de Mercedes está compuesto por colegas de más de 140 países. Espíritu de equipo, respeto mutuo y juego limpio son, a partes iguales, la clave de nuestro éxito.

El deporte fomenta estas cualidades: Ese es el motivo por el que “Laureus Sport for Good” y Daimler son la pareja perfecta. Laureus demostró el poder de integración del deporte y lo ha mantenido durante más de 10 años. Como co-fundadores estamos orgullosos de trabajar juntos con más de 100 destacados Embajadores Laureus y de haber apoyado a más de 1,5 millones de niños y jóvenes con dificultades sociales. Los proyectos Laureus ayudan a estos jóvenes a descubrir sus talentos, desarrollar cualidades como la disciplina y la determinación y a encontrar su lugar en el mundo.

Esto les brinda nuevas oportunidades en el deporte y mucho más allá.

¡Por ese motivo esperamos continuar con vuestro apoyo!

Dieter Zetsche

Presidente de Daimler AG y de Mercedes-Benz Cars