La Fundación Laureus España felicita a las nadadoras españolas que se alzan con 9 medallas en los Mundiales de Natación Barcelona 2013

Comparte esta página

30 de julio de 2013

Siete de las medallas españolas han sido para el equipo de natación sincronizada -que queda en segundo lugar del podio-, una de plata en 400 metros libre y una de bronce en 200 metros estilos.

España logró la séptima medalla en estos campeonatos -cuatro de bronce y tres de plata- al ocupar la segunda posición en natación sincronizada. Rusia fue primera y Ucrania tercena.

Ante la inapelable superioridad rusa, España, que se sabía plata desde hacía unos días, salió con una única consigna: echar el telón a la competición divirtiéndose y divirtiendo al público del Sant Jordi.

De este modo, las españolas cierran la competición cumpliendo con el objetivo que se habían propuesto en un principio: conseguir los siete metales que no pudieron lograr en Shanghái 2011, cuando se les escapó la medalla en el combo.

Al margen del póker particular de cada una de las Svetlanas, la otra gran triunfadora en Barcelona 2013 ha sido, precisamente, una barcelonesa: Ona Carbonell. Un botín compuesto por 7 medallas sobre 7 posibles, de ellas 3 de plata y 4 de bronce. Con 23 años, ya medallista olímpica en Londres 2012 (plata y bronce), ha repetido las gestas de Gemma Mengual o de Andrea Fuentes, las anteriores líderes de una sincronizada española que ya tiene un nuevo apellido con el que soñar.

Las otras dos españolas triunfadoras en estos mundiales han sido Mireia Belmonte, quien ha conquistado el bronce en los 200 metros estilos, con un tiempo de 2:09,45 minutos, y Melanie Costa, que se ha colgado la medalla de plata de los 400 libre después de parar el crono en 4:02.47 (récord de España) y clasificarse por detrás de la estadounidense Katie Ledecky.